Fundación Parque Histórico del Navia

Puerto de Vega - Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 1995


Placa Premio Pueblo Ejemplar Puerto de Vega

"Puede, además, considerarse como paradigma de la comunión que, desde tiempos inmemoriales, caracteriza a Asturias y la mar. Es subrayable la preocupación por la transmisión a futuras generaciones no sólo del rico patrimonio histórico y cultural que les ha sido legado, sino de unas formas de vida tan peculiares y representativas como las ligadas a la pesca. (…). Sus gentes, laboriosas y sencillas, han recurrido al asociacionismo permanente y a la unión de esfuerzos."


De la valiosa historia que atesora el Pueblo Ejemplar de Puerto de Vega/Veiga recogemos una pequeña muestra de aspectos que conceden a este entorno nacido al pie del Cantábrico la honda tradición en el apoyo y mutua colaboración entre sus gentes:

Ante la Biblioteca "Jovellanos" se encuentra la placa cuya inscripción rememora la concesión del Premio: "S.A.R el Príncipe de Asturias visitó Puerto de Vega con motivo de la entrega del premio al Pueblo Ejemplar de Asturias mil novecientos noventa y cinco. 28-10-95". Esta Biblioteca se enmarca en la Casa de Cultura "Príncipe Felipe", ubicada en la antigua nave de la fábrica conservera La Arenesca, cuyo edificio industrial ha sido rehabilitado y presta servicio como equipamiento cultural.


Puerta de Entrada al Parque HistóricoEn las proximidades del casco histórico, el Museo Etnográfico "Juan Pérez Villamil" rememora aquel vecino veigueño redactor del Bando de Móstoles, con el que dio comienzo la Guerra de Independencia de 1808. Este museo contiene una cuidada recreación de lo que han sido los modos de vida tradicionales de nuestros pueblos, con elementos de la casa tradicional, de oficios artesanales y el papel que supusieron para esta y para otras localidades marineras las industrias conserveras. Inmediata al Museo se encuentra la Puerta de Entrada al Parque Histórico, con el lema Historias del Mar, con una cuidadosa recreación de contenidos de la vida marinera y en especial de su puerto pesquero y ballenero, junto a tradiciones de la vida marinera. Estos equipamientos culturales se encuentran dentro de la antigua fábrica de conservas restaurada como casa de cultura y museos.


El puerto es una infraestructura clave en una economía local ligada profundamente al mar, tanto a la pesca como a la industria de conservas, salazones y escabeches, y que tiempo atrás estuvo firmemente asentada en su entorno. Notablemente ampliado en épocas recientes, es testigo de un largo período de actividad del que atesora el espigón, ya centenario, denominado Las Almenas, levantado en piedra y rematado con pináculos para regulación del flujo mareal, símbolo de identidad para la villa que lo acompaña, como restos del muelle o puerto amurallado que fue Veiga.


Mirador El BaluarteUn recorrido por las calles y alrededores de la villa muestra la importancia de este puerto y de sus numerosos monumentos y recuerdos históricos. De forma muy resumida cabe citar la antigua etapa medieval, con la vieja plaza conocida hoy día como Plaza del Cupido, desde la que creció el poblado marinero, cerrada por casonas señoriales. En tiempos más recientes, fue cuna de importantes personajes ilustres del siglo XVIII español, así como de la época decimonónica vinculados –como se ha dicho- al inicio de la Guerra de la Independencia. También la emigración a América tendría reflejo en la trama urbana de la villa, con destacadas casa de americanos, teatro casino y parque público, asentado este último en terrenos de emigrantes locales en Puerto Rico.


Diversos e interesantes Miradores contribuyen a la interpretación paisajística de la villa, como el Mirador de la Riba dotado de imponentes quijadas de ballenas que flanquean el texto del primer contrato ballenero, de una alegoría a la tradición en la caza de la ballena y un cañón ballenero en actividad hasta finales del siglo XX. Otros lugares de interés en el casco histórico de la villa son el Mirador del Baluarte con cañones del siglo XVIII, las antiguas casonas blasonadas.

Fuera ya del casco histórico de la villa, en la atalaya a levante, la Iglesia de Santa Marina de Puerto de Vega, declarada Bien de Interés Cultural, puede considerarse la catedral del barroco rural asturiano, con destacados retablos barrocos y rococós, además de contar con uno de los órganos más antiguos del norte peninsular (s. XVI).

Puerto Las Almenas






Localización del Pueblo Ejemplar: